lunes, 27 de agosto de 2012

Gerardo Grande


                                       Gerardo Grande


sobre Gerardo

Ciudad de México. 1991. Ha publicado en Trifulca, Mantarraya, Gaceta Literal y el suplemento "Piedra Papel y Tijera" de la revista La Piedra, así como en antologías de poesía como Los Vali3nt3s C3r36ral3s y las flor3s 6inarias 6ajo el arcoíris p3rp3tuo y la selección de "30 poetas nacionales" de la revista Punto de Partida de la UNAM. Ha participado en festivales de poesía en Mazatlán, Aguascalientes, Cuernavaca, Puebla, Chiapas, Tijuana y Distrito Federal. Formó parte de la “Red de los poetas Salvajes”. Es fundador de la editorial/mapa de muchachos en llamas Orquesta Eléctrica. Y es miembro organizador del Festival Subterráneo de Poesía. En 2011 ganó el curso-beca impartido por la Fundación para las Letras Mexicanas. Está próximo a aparecer un EP de poemas titulado Canto de mi árbol en el incendio (UÁ-IÁ  IÍ-Á). Actualmente trabaja en un LP de poemas digitales.

poética

Creo en la poesíavida en el poema que destruye y construye desde el libro y luego lo desborda para correr fuera del libro, entonces lanza un mensaje a los niños del futuro y a los niños del presente y a los niños del pasado y todos comienzan a tirar los dados.

frase

Glam Destruction

poemas





20 BALAS 20 NAVES 20 OJOS 20 PUÑOS 20 AÑOS EN ESTE EX PAÍS SOLITARIO BAJO LA NOCHE SOLITARIA

Para Byron Daniel Muñoz


Quiero ver a los muchachos desnudos   corriendo en la ciudad en llamas   riendo de la ciudad y sus llamas   completamente alucinados   con la nariz en las nubes y la cabeza entre las flores del universo   No perder los mejores años de vida   Mejor amar sin consideración   renombrar constelaciones y descubrir otros planetas expandiéndose en los ojos   amanecer con nuevos sueños   con el cuerpo empapado de alcohol y las manos fluorescentes de haber removido el alma de chicas de labios sabor a fresa   El mejor momento de la vida es este  cuando se monta un tren cósmico y se escriben y se riegan cientos de poemas en una noche   para despertar al otro día y escribir y regar cientos de soles que alumbren la siguiente noche   ahora se escriben todos los libros que dios no ha sabido escribir   ahora se pueden moldear las nubes y hacer el poema que la ciudad lleve de sombrero   por nuestra mente pasan los mejores poemas de la ciudad   el cerebro es un cielo atravesado por jets de celofán y estampidas de animales furiosos   furiosamente creativos encendemos la mecha que hará estallar el corazón   y no   no somos infantiles ni estamos verdes para ser frutos en el árbol de la vida   ya nos tiramos al abismo   sabemos que lo más hermoso nos espera después de caer   nuestros pasos van seguros y delirantes   no nos menosprecien por tener 20 balas 20 naves 20 ojos 20 puños 20 años en este ex país solitario bajo la noche solitaria   cuando nacimos la ciudad ya estaba de jodida   nosotros la ponemos de cabeza a ver si la fiebre se le baja   Cuántas veces el cielo nos ha volado la cabeza de un disparo   Cuántas veces ha renacido esta mente más brillante   esta sangre luminosa   Que no digan que a los 20 nada sabemos   que a los 20 nada escribimos   a los 20  hacemos de las nubes un lenguaje para romper las barreras geográficas y comunicarnos con todos los astros   Sabemos el dolor de nacer en un país que hace tiempo está muerto   y  los muertos   son el abecedario con el que escribimos un poema para enterrar bajo la arena   y en mil años el mar y el viento lo descubran   cuando en mil años el mar y el viento sean dos muchachos desnudos bajo el arcoíris de fuego   A los 20 perros de lotes baldíos   conocemos el lado oscuro de la ciudad   Sus cuerpos mutilados   Sus chicas pidiendo fuego y las caricias de unas manos que devoran todos los sexos por el puro placer del canibalismo   Cuántas veces señores detrás del escritorio nos han dicho que hace falta explotar en serio   Cabrones! No se dan cuenta del big bang que diario hay en nuestra vida   alzamos la voz y tiembla el vuelo de las aves   y debería temblar el imperio de los dinosaurios   Mañana estos 20 puños habrán caído   por esta noche hay que encenderlos   que estallen libres en su naturaleza de soles   y lluevan astillas   que hieran el ojo humano



CANTO DE MI ÁRBOL EN EL INCENDIO
(Fragmento del EP de poemas “UÁ-IÁ  IÍ-Á”)

Sembré la semilla de un árbol   entre sueños bajaba descalzo hasta el parque y acariciaba la tierra para sentir el pequeño latido de su corazón   luego tocaba el piano para él entre sueños   pensaba que desde antes que naciera podría enseñarlo a cantar   irnos a conocer el mundo   cantando creciendo y un día dar como frutos planetas y meteoritos   miren a mi árbol en el incendio   mi hermana ahora es ceniza y es ella quien recorre el mundo en la nube de polvo que mañana regará árboles y cantos   yo miré a mi hermana caer en el incendio   y no quería ver y vi y quise que mis manos sobre mis ojos fueran manos de piedra para no quitarlas nunca más y no ver más   pero en la oscuridad vi a mi hermana   no   no sé si es mi hermana o soy yo buscando a mi árbol   me miro vengo a decirme que la ciudad se está comiendo todos los corazones   pero me digo que no entiendo me grito que debo entender   mi árbol ya ha crecido mejor irme con él fuera de la ciudad   mi mamá grita quiere guardarme en su pecho mi mamá   No mires eso   ya   ya mijito no llores   Suena otra explosión y otras personas se vuelven incendios   vámonos de aquí no sé cómo pero nos vamos de aquí   ay por favor ayúdenme   gritos y nadie nos oye y nadie nos oía  
                 Hoy seguimos gritando y siguen sin oírnos   Dijo que la ciudad
                                                                                          se estaba comiendo todos los corazones   
                                                                                           también dijo que se iría volando pero ya no lo vi  
                                                                                           creo que despertó en forma de globo y se fue lejos
Toco la tierra pero no siento el latido de su corazón   la tierra húmeda en la planta de mis pies me hace estornudar y me despierto   no me gusta hacer ruido porque me despierto   no me gusta despertar   mi hermana grita y me despierta y el fuego cuando toca las cosas hace ruido la habitación de mamá crsh crsssh crssh crrrrr   sssssh   despierto   La gente grita  

quería estar sordo pero no podía con tantos alaridos y tanto dolor
entonces decido quedarme mudo
si hacía el silencio dejaba de existir y no sufría
tantas órdenes de disparo
disparaba y no era necesario
pero no era yo porque yo no existía
yo no existí
no seré ceniza porque no tengo cuerpo  
                                                                       no tengo   no tengo  

No tengo con qué pagarle por favor llévenos con usted   nosotras no tenemos a donde ir   Mi mamá dijo nosotras pero sé que quiso decir nosotros porque soy niño y los niños terminan en O y las niñas en A   pero dijo nosotras y a mi hermana la alcanzó la explosión   ella no viene   la dejamos en el incendio y mi mamá   No mires eso   ya   ya mijito no llores   Suena otra explosión y otras personas se vuelven incendios   Si le hago eso nos va a llevar no tengo opción  me da asco pero cierro los ojos y si no veo no existe y le hago eso   el olor a semen se combina con la sangre el sudor y lo quemado   cuando abrí los ojos no sabía dónde estaba   no vi a mi hijo   no veía nada   mientras más abría los ojos más oscuridad entraba en ellos  
Mis ojos son un pozo bajo la noche sin luna                                                                     
                                                                         Él hablaba así
                                                                                                 decía
                                                                                                 cosas que no entendía
                                                                                                 y  le daba besos   mañana seré un globo para salvarme del incendio   me voy flotando   Y mi hijo dónde está   Y mi mamá dónde está   yo iba a ser incendio   me miraría como vi a mi hermana y otra vez iba a querer que mis manos fueran de piedra sobre mis ojos   pero del cielo no cayeron más explosiones   Ya no había nada qué derrumbar   Al final siempre queda el corazón y si cae nada alumbra los pasos   Deseaba ser un globo  
                                                                     flotaría con su corazón
                                                                                                        buscando otra ciudad   Me quedo tirado ahí   no tengo frío todos se volvieron una fogata gigante   tengo hambre   mi árbol sí creció y se fue corriendo para no quemarse   si él estuviera aquí me hubiera dado de comer   mi árbol sí creció   lo escucho cantar   canta igual que el fuego en mi casa canta crsh crsssh crssh crrrrr   sssssh   sí creció sí creció sí   pero ya está muy lejos   no puedo salir de la fogata y no tengo frío y tengo mucho sueño   quiero dormir para bajar descalzo al jardín acariciar la tierra   acariciar el corazón de mi árbol  

                                                                 Miraba al mundo con ojos de insecto
                                                                 y las tardes le parecían hermosas    
                                                                 un papalote se incendiaba en el aire
                                                                 se incendiaba el hilo la mano
                                                                  y el niño que lo sostenían
                                                                  y le parecía hermoso el espectáculo de luces  

No soporto   no soportooooooo grito pero mi grito es inútil   vi cómo le volaban la cabeza de un balazo  Caen las envolturas de mi árbol   recojo su canto   viene un hombre con el pecho destrozado por una bala y ordena que me calle   que aquí nada de envolturas ni cantos   le muestro mis manos   le digo que voy recogiendo las envolturas que son niños de mi árbol muriéndose   y el señor que no puede mirarme cuando hablo porque su cabeza sigue al sol   y el sol en estos días avanza más rápido que siempre   el señor se toma el pecho y comienza a escarbar en él    escarba profundo saca balas silencios dinosaurios    sus manos comienzan a enterrarse    luego sus brazos   y termina por meterse en él mismo    desapareciendo como desaparece el sol   Y no encuentro a mi hijo   asomo la nariz por la ventana todo es oscuro me quedo despierta mirando por la ventana   miro a un hombre que camina ligero sin saber que a él también le apuntan   Sigo corriendo detrás de mi árbol   me detengo bajo un rascacielos   miro sus ventanas alumbradas y me doy cuenta que el sol no desaparece   entra en los rascacielos para darles vida    ya en la madrugada vomitan hombres con las entrañas colgando de sus labios    pidiendo ser un animal y florecer en tus cabellos   mi mamá no regresa y entiendo que es una llama de este incendio que me arrulla   las nubes cambian rápido de forma   Las nubes secuestraron el cielo reúnen un pelotón de niñas de cabezas marchitas de chicos con la cabeza estallando por seguir al sol        
                                                                                                           Jugábamos a que había columpios            
                                                                                                      nos mecíamos hacia delante y hacia atrás                                                                                                                                            
                                                           luego él hacía el chirrido de las cadenas
                       para sacarme la risa  
                                                 él me dijo que quería ser un globo  
y le creí
                                                      porque también me quería ir volando
                          y tu árbol   le pregunté  
Mi árbol   mi árbol canta con el incendio canta   sí logré enseñarle a cantar   Mi hijo no volví a ver mi hijo   aguanto la respiración   Mi canto llegará lejos como mi árbol dando planetas y meteoritos  

Escuchen a mi árbol ahí en el incendio   entona un canto para calmar su corazón en llamas

crsh crSSsh
crssH crrrrR  
ssSSSh cRSh
crssSH cRssh 







contacto: fggrande@gmail.com



Artes poéticas

Revista La Otra